Llega el verano y es una oportunidad enorme para entrenar la creatividad de los más pequeños. De hecho las vacaciones aportan algo maravilloso, una rareza a nuestra vida actual: tiempo.

IDEAS PARA UN VERANO CREATIVO EN FAMILIA

LA PLAYA

Un lugar donde es probable que aterrices con una bolsa llena de juegos para entretener a tus hijos: cubo, pala, fresbee, raquetas, pelota de agua, colchón de agua, tabla de surf y alguna versión “beach” de algún juego de mesa. 

Déjate llevar y un día haz que escojan objetos de reciclaje y se inventen ellos su propio entretenimiento en la playa: con vasos de yogurt, botellas de plástico, tapones, agua y arena… más que suficiente para divertirse y desarrollar su creatividad.

Recuerda que limitar objetos ayuda a estimular su habilidad de crear. 

 

LA MONTAÑA

Si tienes la suerte de ir a un lugar rodeado de verde, es un espacio inspirador para no añadir ningún objeto artificial, simplemente con hojas, palos, piedras, tierra, tendrán la oportunidad de crear.

Déjales tiempo, déjales que se aburran y que acaben utilizando su mejor herramienta, su cerebro para entretenerse inventando.

 

 

RESTAURANTE

Utiliza ese momento para saca lápiz y papel. Algo divertido es que se inventen sus propios monstruos imaginarios – sus gamusinos-  y creen sus historias.

Pueden dibujar mientras estáis comiendo y cada día hagan crecer un poco su cuento, cómic o lo que hayan querido inventar. El momento restaurante se puede utilizar para hacer el proyecto del verano.

 

COCHE

Ese momento, duro para toda madre y padre. Cuando era pequeña mis padres siempre explican que no habíamos salido de Barcelona y yo ya preguntaba: ¿cuánto falta? Y lo que faltaba era cruzar la península entera para llegar a la tierra de mi padre: Galicia. Realmente, ¡una pesadilla para mis padres!

Mi madre, con todos sus recursos de maestra, sabía entretenernos a mi hermana y a mi: matriculas, colores, veo veo, palabras encadenadas, canciones… Ninguna pantalla.

Sí, lo sé, las modernidades son buenas y utilizar la pantalla un tiempo es un alivio. Pero alguna hora creando durante el trayecto es una oportunidad: un entorno cerrado: el coche, pocos recursos y tiempo. Combinación ideal para mover las neuronas e inventar: Por ejemplo: el coche puede convertirse en una nave espacial… el resto lo crearán sus mentes.

Si te faltan ideas, tienes cualquiera de los juegos de inventos de KIBO, que te aportarán actividades para todas las situaciones durante el verano.

¡Por un verano proactivo!