Robot

14,95

Un androide en apuros

Vivir la vida a través de un robot humanizado, es la experiencia que transmite el juego de inventos Robot, que reivindica la empatía, el pensamiento inclusivo, además de grandes dosis de creatividad.

Autora: Beatriz Sigüenza.
Edad: De 6 ½ a 11 años.
Idiomas incluidos en el juego: castellano, catalán, euskera, gallego, inglés.
Dimensiones: 21 x 14 x 3,5 cm.

Comparte:

Descripción de producto

La vida de un robot parece fácil, pero no lo es tanto cuando te gusta pescar pulpos, comer sushi con palillos y recolectar cocos de lo alto de las palmeras.

Se supone que no es algo que los robots hagan, pero a Minu le encanta y no está dispuesto a renunciar a hacerlo. A pesar de que su cuerpo no ha sido diseñado para ello.

Por eso, aunque Minu tiene muchos cables, va a necesitar que niños y niñas le echen uno. Sí, también ellas. ¿Quién dijo que los robots no eran para niñas? Minu no hace distinciones: cuenta con todos.

Pero es que también le chiflan los donuts, montar en bicicleta y así hasta 40 cosas. ¿Será capaz tu hijo o hija de crear una máquina de fabricar donuts y adaptar una bici para Minu? El título de inventor robótico le espera.

Robot es un juego concebido a partir de metodologías desarrolladas por los mayores expertos del mundo. Fomenta que los pequeños se replanteen ideas preconcebidas y escapen del pensamiento automático, sustituyendo esa costumbre por la práctica de la creatividad.

Además, les ayuda a convertirse en personas más inclusivas y empáticas. Todos somos diferentes y eso está bien. La diferencia nos hace especiales. Ni siquiera los robots son infalibles.

Minu tiene un montón de limitaciones. Lo que no tiene es ninguna intención de que le impidan conseguir sus metas. Esto inspira a niños y niñas a superarse.

Haz el robot con tu hijo o hija. Aunque pueden jugar solos, siempre es más divertido si tú participas. Para ti y para ellos. 20 minutos a la semana son suficientes. Cómo se manejen durante el resto de su vida depende de esos 20 minutos.

También te encantarán