Beatriz Sigüenza,
una apasionada de la creatividad.

Soy Beatriz, experta en extraer el talento creativo de las personas.

Descubrí mi pasión por casualidad. Una entrevista para una revista cuando vivía en Tokyo, me abrió las puertas a un mundo nuevo: el de la creatividad.

Tras una carrera de ingeniera, decidí dedicar mi vida a fomentar la creatividad en las personas. Entrenarlos para encontrar mejores soluciones para sus retos y que supieran buscar nuevas ideas ante cualquier obstáculo en su vida.

Escuché muchas veces: “¿tienes algo así para niños?”, por parte de personas que trabajaban con mis kits creativos de empresa y empecé a preguntarme qué pasaba.

Entendí la pregunta de los padres, cuando recorrí las tiendas de juegos en busca de herramientas que desarrollaran las capacidades creativas de los niños.

¡SORPRESA! No las encontré. La sección de manualidades, era lo considerado “creativo”. Un error común es creer que alguien que dibuje bien, es creativo.

No existían juegos que potenciaran la creatividad resolutiva, tan necesaria en la vida de cada uno.

Catorce meses de trabajo, de pruebas, de horas y horas con niños inventando para crear la herramienta que les permitiera en casa practicar sus habilidades. Así nació del primer juego de inventos: InventaKIT.

Reconozco que la creatividad infantil se ha vuelto mi pasión, me emociona ver a la capacidad inventiva de los pequeños, me encanta ver como sonríen cuando explican con orgullo su invención.

Me gustaría que esa creatividad que gracias a mis padres, que los dos son makers, yo pude conservar de pequeña y que me han sido muy útil en mi vida. Sea la que puedan conservar los pequeños inventores que jueguen con nuestras herramientas.

Con el trabajo realizado he conseguido que la colección de juegos InventaKIT sea referente como herramientas creativas para los niños.

Las herramientas KIBO están avaladas por profesores de los mejores colegios, pedagogos y neuropsicólogos infantiles que confirman que los juegos estimulan la flexibilidad cognitiva (funciones cerebrales) de los niños.

Más de 4000 niños han entrenado su creatividad y ahora tienen las herramientas para saber adaptarse al mundo.

Mi sueño es que dentro de 30 años personas se acerquen y me digan “Yo jugué con los juegos KIBO y me ha sido de gran utilidad en mi vida”.

Beatriz IvnentaKIT 1080